Elefantes en Tailandia

Grata sorpresa te da Chiang Mai cuando lo visitas, al principio este destino lo elegí por los elefantes, si bien sabia que había templos y una cultura muy Tailandesa, obviamente es un destino turístico como casi todo Tailandia, es hermoso.

 

La reservá la realice 1 mes antes aprox. el destino era “Elephant Jungle Sanctuary” están en muchísimos lugares, serán unos 5 o 6 santuarios más. Al final del articulo hay link.
Al principio me genero una contradicción visitar el santuario si bien en teoría los elefantes están “libres” en un predio grande, tenia miedo de fomentar ese negocio que pongo en comillas porque desconozco la situación real. Lo que viví yo, fue una experiencia buena, nada raro.  La mayoría son elefantes rescatados que no podrían sobrevivir en libertad, entonces los mantienen ahí, no creas que vas a ir a montarlos porque no es así. Eso si que no lo haría.

Lo que esta bueno, es que los alimentas (comen muchisisisimo), y los bañas, les haces masajes, estas con ellos, el contacto es directo con esos animalotes que son gigantes y buenísimos, siempre y cuando estén comiendo. A veces hay bebes que son muy tiernos. Eso depende del campamento.
Volviendo a la excursión, fue de medio día, pero créanme que es agotadora, te levantas a las 6 de la mañana, te pasan a buscar en una 4×4, el vehículo es medio bosta, es una camioneta y vas en la cúpula, te imaginarás que no es muy cómodo, aunque tengan banquito es una madera (si hubiera sabido que iba a hacer este blog, hubiera sacado foto a todo).

Te llevan al santuario que estará como a 2 horas aprox. en mitad de viaje frenan en una estación de servicio donde hay un 7-Eleven donde compras café y lo que quieras desayunar (había unos tostaditos por 30 baths que te volvías loco). Llegas al campamento, creo que nos toco el campamento 6.

Consejo: Como en toda Tailandia, protector solar y mucho repelente. Los moquitos a veces se vuelven insoportables.

Lleva ropa de baño, ya que te vas a mojar. También podes llevarte una muda seca para la vuelta tienen como una especie de bañito que te podes cambiar.

Ni bien llegas te dan una charla de recibimiento, y te explican que es lo que hacen en el campamento, de que trata como interactuar con los elefantes y una breve historia (todo en ingles).
Luego te dan bananas, muchas, les vas dando y vas perdiendo el miedo, los comenzás a tocar y la experiencia se convierte en algo único.

Cerca del mediodía preparan comida Thai, y frutas (te vas a cansar de comer Sandia y Ananá), todo el tiempo igualmente hay cestos con agua con hielo gratis y cerveza opcional a 50 baths.

Ya después de comer, se los embarra y luego se los baña, comienza el retorno, y el viaje de vuelta es largooo y te vas desmayando del cansancio, pero es increíble, recomiendo hacerla.

Los números, salió en ese momento (Febrero 2018) 1700 baths ($1.500 pesos nuestros, redondeando para arriba) por persona. Menores de 10 años 1300 baths, menos de 3 gratis. Considerando viaje, comida, alimento de los animales, un fotógrafo que saca fotos (después la suben en el face), no es un precio muy elevado. Tenes opciones de día entero, 3 días, caminata, noche, atardecer es súper variado para todos los gustos. La reserva se hace vía paypal, y se deja 700 baths en concepto de deposito/seña.

La página en facebook: Elephant Jungle Sanctuary Chiang Mai
Web para reservar: https://www.elephantjunglesanctuary.com

Les dejo un video cortito de la experiencia:

El video es así de malo ya que no filmé para hacerlo para el blog sino de recuerdo personal.

Cualquier duda lo dejan en un comentario, lo mismo para aportar datos. ¿Fuiste a otro Santuario? Contanos!

 


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.